Cada 14 de enero Escuqueños veneran imagen del Dulce Nombre de Jesús.

Hace más de 400 años el Niño Jesús de Escuque llegó de paseo, y por el amor que guardó la población de Escuque hacia su imagen, tuvo que quedarse para siempre en la población andina. Ya casi medio milenio que la devoción por esta imagen creció de tal manera que hoy día son miles los venezolanos que asisten de todas partes del país a venerar al hijo de Dios en una representación de su infancia.

Es por ello, que cada 14 de enero se  rinde honor al Niño Jesús de Escuque, patrono de la Tierra Nubes.

Son miles los fieles trujillanos que cada enero colman los espacios del recinto religioso central de Escuque, la plaza y sus alrededores para agradecer un favor concedido o pedir una acción especial.

Llegada del Niño Jesús a Escuque

Diversos estudios señalan que la imagen del Niño Jesús fue tallada en Sevilla, España entre el siglo XV o XVI.

En 1615 llega la imagen con la familia Guánchez y Cerrada al puerto de Gibraltar, en el estado Zulia a consecuencia de un ataque de los indios, donde milagrosamente sobrevive la talla del Niño Jesús y los que se encontraban en la choza, lo cual obliga a la familia a salir del lugar hacia Barinas.

Posteriormente, la familia Guánchez y Cerrada en su paso por Escuque se hospedaron en varios lugares de la Tierra Nubes. Los habitantes sorprendidos por la imagen del niño comenzaron a venerarle, incluso ante la decisión de la familia de seguir su rumbo, pidieron que la talla esculpida en cedro rojo se quedara en el lugar. La familia aceptó y desde entonces protege a los escuqueños.

La iglesia en su honor

El Santuario Diocesano el templo del Dulce Nombre de Jesús de Escuque es el lugar donde reposa la imagen del patrono de sus feligreses, es quizás uno de los recintos religiosos más imponentes en los suelos trujillanos, destacando también que en dicho lugar se puede apreciar la pila donde el Venerable Dr. José Gregorio Hernández fue bautizado.

En 1910 comenzó la reconstrucción del actual templo que tuvo un plazo de 17 años para ser culminada la obra.

El Niño Jesús es Patrimonio Cultural Religioso de Venezuela

En octubre del 2017 la legisladora Katiuska Pérez informó a la colectividad que luego de un riguroso estudio, el Ministerio de Cultura daba el visto bueno para otorgar el título de Patrimonio Cultural Religioso de Venezuela al Niño Jesús de Escuque.

En tal sentido, mediante una sesión solemne, el Concejo Legislativo del estado Trujillo (Clet) celebró la distinción, mientras el Obispo de Trujillo realizó una misa especial por tal acontecimiento espiritual.

El Niño Jesús Escuque es parte de las veneraciones católicas más antiguas de Trujillo y los andes venezolanos.

Leave a Comment