Trujillo es epicentro de la revolución histórica de Venezuela y el mundo.

Este miércoles en el marco de la celebración del Bicentenario de los Tratados de Armisticio y Regularización de la Guerra, el gobernador G/J Henry Rangel Silva resaltó que el estado Trujillo representa el epicentro de la revolución histórica de Venezuela y el mundo.

Durante el programa especial “Al Día con Buena Vibra”, transmitido por Venezolana de Televisión (VTV), el mandatario regional  señaló que la Diplomacia de Paz sigue vigente y marca trascendencia internacional, “tenemos una historia rica con muchas lecciones inagotables para el futuro”.

Rangel Silva afirmó que “el convencimiento de Bolívar fue determinante para doblegar al general Pablo Morillo y obtener la libertad”.

Destacó el trabajo que ha realizado la Comisión Presidencial y Regional para enaltecer la fecha histórica y al mismo tiempo lograr que el pueblo se empodere de sus raíces, “han sido días de arduo trabajo, entre ello tenemos la creación de la condecoración Orden del Bicentenario”.

En este sentido, el jefe de la Región Estratégica de Defensa Integral (Redi) Los Andes, el M/G Ovidio Delgado, aseveró que con esta conmemoración se recuerda la derrota del imperio en aquella época, “al igual que con nuestra unidad cívico-militar-policial y con el pueblo en arma derrotaremos cualquier imperio”.  

Añadió que cargados de un espíritu de independencia, los componentes de seguridad se han inclinado desde siempre en favor de la paz por el bien de la Patria,  “desde la Fanb llamamos a la soberanía”.

El jefe de la Redi Los Andes reiteró que el comandante Chávez hizo renacer la historia, “nos enseñó que hay que conocer el pasado para saber lo que pasa en el presente y estar un paso adelante para el futuro”.

Ante esto, el comandante de la Zona Operativa de Defensa Integral (Zodi) Trujillo, G/D Giancarlo Delfino López, sostuvo que en la parroquia de Santa Ana se ganó la Guerra porque “el encuentro entre Bolívar y Morillo dejó en evidencia la genialidad y firmeza del Libertador”.

Asimismo, se refirió que en la entidad trujillana se inició el derecho internacional humanitario. Delfino López resaltó que las actividades protocolares por la conmemoración del Bicentenario continuarán hasta mañana (viernes), en las que se visibilizará al estado como una Tierra de Paz.

Además, resaltaron el importante rol que jugaron los Próceres en la consolidación de los Tratados, en especial el Gran Mariscal de Ayacucho, Antonio José de Sucre y el trujillano Antonio Nicolás Briceño.

Mirada histórica

Por su parte, el historiador trujillano, Marvin Albarrán, manifestó que mediante la celebración del Bicentenario se remonta a un hecho histórico significativo para el pueblo venezolano, “Bolívar, en una de las visitas a Trujillo, tomó la decisión de reivindicar la lucha, de crear el sentido de Nación y patriotismo a favor de la libertad”.

Exaltó que en la Casa de los Tratados Bolívar y Sucre se desarrollaron acontecimientos fundamentales para la historia de Venezuela, “previo al Decreto de Guerra Muerte se dio la independencia de Trujillo, luego la búsqueda de la paz a través de un sentido diplomático con los tratados de Armisticio y Regularización de la Guerra”.

Del mismo modo, el profesor Alí Medina Machado, precisó que tanto los Tratados como el Decreto de Guerra a Muerte se tienen que considerar desde una simbología relevante, “en esta casa se dieron cita los comisionados de España y Colombia, se llegó a una culminación trascendente como la firma del Armisticio y la Regularización de la Guerra”.

Explicó que a través del Tratado de Armisticio se logró la organización territorial, “se estableció Carache, el puerto de Maracaibo, Cartagena, Barinas”.

Agregó que los artículos de este Tratado fueron proyectados al futuro, “los acuerdos son eternos en la búsqueda de la dignidad, convivencia, pacificación, porque a eso se llegó, a la paz”.

Para Medina, firmar la Regularización de la Guerra tuvo mayor trascendencia porque fue “el tratado humanitario, que apunta a la paz y la fraternidad que tiene que haber no solo en Venezuela sino en el mundo”.

Puntualizó que este segundo acuerdo tuvo más proyección futura, “sirvió a los organismos internacionales como base sustentadora para buscar la aspiración a la paz definitiva”. 

Leave a Comment