Trujillo celebra beatificación de José Gregorio Hernández.

El regocijo y el fervor cristiano inundaron los hogares trujillanos ante la noticia que desde hace tiempo esperaban: el doctor José Gregorio Hernández, conocido entre los católicos por sus milagros, fue declarado Beato por las autoridades del Vaticano el pasado viernes 19 de junio.

Con la piel erizada, entre risas, lágrimas, aplausos y alabanzas, los devotos manifestaban el júbilo que sentían al saber que un hijo de esta tierra bendita, apodado como el “Médico de los Pobres”, ya puede estar en los altares. La alegría se hizo presente desde el momento en que la Conferencia Episcopal Venezolana anunció, a las 2 de la tarde, la aprobación que dio el Papa Francisco para la beatificación del Siervo de Dios.

En el Santuario del Niño Jesus de  Isnotú, cuna del Dr. José Gregorio Hernández, las campanas no paraban de sonar mientras que los feligreses y creyentes se acercaban al templo para celebrar este nuevo paso que dio el Médico de los Pobres en su camino a la santidad, quienes elevaban peticiones para que la ceremonia de la beatificación se realice en el pueblo natal.

“Venezuela entera está de júbilo por la gran noticia que hemos recibido, a pesar de que enfrentamos la pandemia del covid-19 al pueblo venezolano le están dando la mejor noticia que podamos tener. Nos sentimos orgullosos y vemos esa alegría en las calles con los altares en las puertas de los hogares trujillanos”, dijo Coromoto Romero.

Con una estampita del Dr. José Gregorio Hernández en sus manos y su cuerpo cargado de emoción, Armida Paredes Valderrama expresó: Cómo hija de Isnotú me siento alegre y muy orgullosa con esta noticia, esperando que todo el pueblo de Venezuela y de Trujillo nos unamos en oración para pedir a Dios y al Médico de los Pobres que nos ayude a salir adelante en medio de esta pandemia.

Por su parte, Rafael Ramón Romero, quien, como la mayoría de los trujillanos, preparaba a las afueras de su hogar el altar para lo que sería la vigilia que se realizaría más tarde, manifestó la satisfacción que le daba saber que su paisano milagroso ya es Beato. “Mantengo mi fe en el Médico de los Pobres y me siento muy contento con este anuncio. Yo no tengo con que pagarle a José Gregorio tanto le debo”.

Al final de la tarde, las autoridades eclesiásticas realizaron una caravana que recorrió las principales calles del pueblo de Isnotú con la imagen del nuevo Beato de Venezuela mientras que los habitantes se mantuvieron en vigilia elevando oraciones desde sus hogares en respeto a las normas de distanciamiento social para la prevención del covid-19.

De igual forma, la celebración de los creyentes se hizo sentir a través de las redes sociales, donde expresaron el regocijo con mensajes cargados de fe, amor al tiempo que manifestaron su gratitud a la Arquidiócesis de Caracas por las acciones emprendidas para lograr la beatificación.

En este orden de ideas, el gobernador Henry Rangel Silva, a través de sus redes sociales publicó: Me uno al júbilo de los trujillanos, así como del pueblo venezolano por la proclamación del Siervo de Dios, José Gregorio Hernández, como Beato. En esta tierra estamos contentos y llenos de fe, esperando que pronto sea declarado Santo, aunque en nuestros corazones ya lo es.

El mensaje estuvo acompañado de un video en el cual, el mandatario regional, destacó que con esta noticia el Vaticano ha reivindicado la fe de los cristianos hacia José Gregorio Hernández.

“Un ser humano extraordinario que marcó la bondad que puede tener una persona en el ejercicio de su vida y de su carrera como médico. Es cierto que ya  José Gregorio Hernández está para nosotros en los altares desde hace mucho tiempo y por ello hoy nos unimos a esa alegría del pueblo  y ponemos a la  disposición toda nuestra capacidad para apoyar esa causa, agradecemos a esas personas que durante muchos años lucharon para lograr la beatificación, los equipos y los grupos que desde la iglesia católica se conformaron y las personas de buena fe que manifiestan una esperanza en José Gregorio”, expresó en el video Rangel Silva.

Pese a que la celebración por ahora no pudo ser como se esperaba debido a la actual pandemia, los devotos rinden honores desde sus hogares a este insigne médico. Altares con la imagen de JGH iluminados con velas y oraciones cargadas de fe pidiendo al nuevo beato que pase pronto esta enfermedad, es parte de lo que los trujillanos realizan para festejar el acontecimiento.

Leave a Comment