Gobierno regional intensifica abordaje en sector Miraflores de Urdaneta.

Tras presentarse deslizamientos y desbordamientos de drenajes naturales producto de las fuertes precipitaciones en el sector Miraflores del municipio Urdaneta, el gobierno regional ha logrado atender las afectaciones en el lugar para brindar respuesta oportuna a las familias damnificadas.

A través de un trabajo articulado entre la Dirección de Infraestructura de Trujillo (Dinfra), Protección Civil (PC), el Cuerpo de Bomberos, la Empresa de Asfalto del estado (Emastru) y Barrio Nuevo Barrio Tricolor (BNBT), se logró la rehabilitación de uno de los canales en los 8 KM afectados desde el sector Santa Rita hasta Miraflores, liberando así el tránsito vehicular en la zona tras remover más de 18 Toneladas Métricas producto del deslizamiento de sedimentos luego de los derrumbes discontinuos por las torrenciales lluvias.

En este sentido, la directora de Dinfra, Vanesa Mendible, señaló que desde el momento del desbordamiento (el pasado 28 de mayo) el agrupamiento de infraestructura ha estado desplegado permanentemente para lograr el despeje total de la vía, “desde el inicio de la afectación por las lluvias empezamos inmediatamente los trabajos para evaluar las pérdidas. En estos días de ardua labor determinamos que hay daños considerables y más ahora porque las lluvias han continuado, sigue el deslizamiento de sedimentos”.

Mendible destacó la presencia de los cuerpos preventivos del estado “quienes han sido de gran ayuda para apoyar a las familias de las viviendas afectadas”.

Por su lado, la jefa de Sala Situacional Trujillo, Glaidymar Barreto, indicó que desde el momento del derrumbe se comenzó a  trabajar en el sitio con la finalidad de limpiar la carretera transandina que conecta con Timotes, “seguimos desplegados, ya tenemos dos semanas trabajando de presto apoyo con dos vehículos volteos y una retroexcavadora”. Agregó que el despeje de la vía se ha retrasado por los constantes deslizamientos.

Cabe destacar que las precipitaciones provocaron el crecimiento considerable del Río Motatán, lo que ocasionó el desbordamiento de drenajes naturales en la zona, dejando 11 viviendas afectadas, seis de ellas con problemas de alto riesgo como el colapso de paredes, anegación de lodo en las áreas internas de las casas, así como la pérdida de enseres.   

Así lo dio a conocer un informe de la Región Estratégica de Análisis de Necesidades (Redan) Los Andes, Zoedan Trujillo y PC, el cual precisó que las seis viviendas colapsadas fueron desalojadas (una de ellas declarada inhabitable) y las familias se encuentran resguardadas en domicilios cercanos.

Ante esto, el presidente de Emastru, Ángel Figueroa, precisó que el ente aún se encuentra realizando trabajos de remoción de escombros en el sector, “a causa de los permanentes deslizamientos es bastante alto el volumen de material por recoger”.

Asimismo, Figueroa detalló que además del despeje de un canal de circulación, se está trabajando con los equipos necesarios para la pronta rehabilitación total de la carretera.

Familias damnificadas

Marbelis Ramírez, una de las afectadas por las fuertes lluvias en el municipio Urdaneta expresó: “cuando comenzó a llover de una vez se desbordo todo, fue algo de 10 a 5 minutos, solo dio tiempo de sacar a los niños”, al tiempo agradeció el apoyo de PC y el Cuerpo de Bomberos quienes estuvieron asistiendo a las familias desde un primer momento.

Por su parte, María Peña, habitante del sector Miraflores, pidió a las autoridades competentes brindar todo el apoyo a la comunidad, “nos quedamos sin nada, todo lo que llegue será bien recibido”.

Las personas damnificadas de Miraflores agradecieron el apoyo del Gobierno Bolivariano y de las instituciones que se han abocado a atender las necesidades causadas por las constantes precipitaciones.

Abordaje Integral

En aras de garantizar protección social a las familias afectadas, el Instituto de la Mujer (Imet) junto al Instituto de Alimentación y Nutrición (Ianet) y la Fundación Regional del Niño, realizaron una jornada integral para brindar atención pediátrica a los niños y niñas del sector Miraflores, promoviendo la salud física y emocional en la comunidad.

Vale mencionar que el abordaje constó de consultas ginecológicas, psicológicas, así como la entrega de calzados y alimentos.

Leave a Comment