Escuque celebró con fe y devoción el Día de su patrono.

Este jueves, aferrados a la fe y devoción, la población de la “Tierra de nubes” celebró, el Día del Dulce Niño Jesús de Escuque, con cuatro eucaristías y la participación del 40 por ciento de los fieles, teniendo en cuenta las medidas de bioseguridad ante la pandemia del covid-19.

En este sentido, desde el santuario de la localidad, la legisladora del Consejo Legislativo del estado Trujillo (Clet), María Avendaño, afirmó que los escuqueños festejaron los 411 años de fe, amor y devoción congregados en torno a la imagen del Niño tallada en madera.

Asimismo, expresó que en tiempos de pandemia, el pueblo trujillano se une con esperanza para fortalecer la fe.

Además, Avendaño aseguró que “desde el parlamento regional continuaremos apoyando estas actividades religiosas (…) pedimos que el Niño Jesús nos llene de sabiduría para dedicarnos a ayudar al pueblo”.

Por su parte, el director regional del Ministerio de Comercio Nacional, Gregorio Briceño, manifestó que ante la pandemia y las adversidades, la comunidad debe llenarse de fe y orar por las bendiciones para el estado.  

De la misma manera, Briceño señaló que “en otras circunstancias la Iglesia estuviese desbordada de fieles que venían a pagar sus promesas, acompañando al Niño Jesús de Escuque, y este año ha sido limitado el ingreso de personas al santuario debido a la pandemia”.

“Estamos seguros que este 2021 será de grandes bendiciones para los trujillanos”, agregó.

Por otro lado, el cronista del municipio, Juan Carlos Balza, destacó que Escuque se apropió de la imagen del Dulce Niño Jesús, que se ha convertido en el centro de la identidad religiosa de la población.

“A pesar de las limitaciones que tenemos, Escuque se rinde a los pies de nuestro patrono para homenajearlo”, aseveró.

Balza puntualizó que este año no se realizó la tradicional procesión del Dulce Niño Jesús de Escuque debido a las medidas de prevención por el virus, “esta es nuestra principal tradición en el municipio (…) más de 240 años en que la imagen sale a recorrer sus calles, sin embargo su recorrido fue por nuestras almas, por nuestros hogares desde la fe y la devoción que implica su vida patronal”.

Recordaron que en el mes de octubre del año 2016, el Ministerio del Poder Popular para la Cultura y el Clet declararon al “Santo Niño Jesús de Escuque” como Patrimonio Cultural regional y nacional. Dicha declaración se llevó a cabo luego de una exhaustiva investigación y cumpliendo el procedimiento necesario para tal fin, siendo declarados Patrimonio Cultural tanto la Imagen del Niño (Patrimonio Tangible) como la tradición y rituales (Patrimonio Intangible) que se realizan en su honor desde hace más de 400 años.

Cada 14 de enero Escuqueños veneran imagen del Dulce Nombre de Jesús.

Hace más de 400 años el Niño Jesús de Escuque llegó de paseo, y por el amor que guardó la población de Escuque hacia su imagen, tuvo que quedarse para siempre en la población andina. Ya casi medio milenio que la devoción por esta imagen creció de tal manera que hoy día son miles los venezolanos que asisten de todas partes del país a venerar al hijo de Dios en una representación de su infancia.

Es por ello, que cada 14 de enero se  rinde honor al Niño Jesús de Escuque, patrono de la Tierra Nubes.

Son miles los fieles trujillanos que cada enero colman los espacios del recinto religioso central de Escuque, la plaza y sus alrededores para agradecer un favor concedido o pedir una acción especial.

Llegada del Niño Jesús a Escuque

Diversos estudios señalan que la imagen del Niño Jesús fue tallada en Sevilla, España entre el siglo XV o XVI.

En 1615 llega la imagen con la familia Guánchez y Cerrada al puerto de Gibraltar, en el estado Zulia a consecuencia de un ataque de los indios, donde milagrosamente sobrevive la talla del Niño Jesús y los que se encontraban en la choza, lo cual obliga a la familia a salir del lugar hacia Barinas.

Posteriormente, la familia Guánchez y Cerrada en su paso por Escuque se hospedaron en varios lugares de la Tierra Nubes. Los habitantes sorprendidos por la imagen del niño comenzaron a venerarle, incluso ante la decisión de la familia de seguir su rumbo, pidieron que la talla esculpida en cedro rojo se quedara en el lugar. La familia aceptó y desde entonces protege a los escuqueños.

La iglesia en su honor

El Santuario Diocesano el templo del Dulce Nombre de Jesús de Escuque es el lugar donde reposa la imagen del patrono de sus feligreses, es quizás uno de los recintos religiosos más imponentes en los suelos trujillanos, destacando también que en dicho lugar se puede apreciar la pila donde el Venerable Dr. José Gregorio Hernández fue bautizado.

En 1910 comenzó la reconstrucción del actual templo que tuvo un plazo de 17 años para ser culminada la obra.

El Niño Jesús es Patrimonio Cultural Religioso de Venezuela

En octubre del 2017 la legisladora Katiuska Pérez informó a la colectividad que luego de un riguroso estudio, el Ministerio de Cultura daba el visto bueno para otorgar el título de Patrimonio Cultural Religioso de Venezuela al Niño Jesús de Escuque.

En tal sentido, mediante una sesión solemne, el Concejo Legislativo del estado Trujillo (Clet) celebró la distinción, mientras el Obispo de Trujillo realizó una misa especial por tal acontecimiento espiritual.

El Niño Jesús Escuque es parte de las veneraciones católicas más antiguas de Trujillo y los andes venezolanos.

Exequias de Monseñor Cástor Oswaldo Azuaje descansan en la Catedral «Nuestra Señora de la Paz» de Trujillo.

El Episcopado venezolano y la Diócesis trujillana llevaron a cabo la misa exequial en honor a Monseñor Cástor Oswaldo Azuaje desde la Catedral de Trujillo, quienes bajo una ceremonia íntima con autoridades regionales, rindieron tributo a la importante autoridad religiosa del estado, quien partió al encuentro con el Señor, el pasado 8 de enero.

En la eucaristía estuvieron presentes miembros del episcopado a nivel nacional, acompañados de una representación del clero y la feligresía, además de un pequeño grupo de familiares y amigos que acompañaron los restos mortales de Monseñor a su sitio de descanso.

Los miembros de la Diócesis trujillana recordaron aquel 1 de junio del año 2012, cuando Monseñor Castro Oswaldo tomó posesión solemne de la diócesis del estado Trujillo en dicho recinto catedralicio en medio de gran júbilo colectivo.

Resaltaron que al inicio de su ministerio episcopal prometió darle continuidad a la obra de Monseñor Vicente y lo hizo, hizo suyo el lema episcopal de su predecesor con fe a los hermanos trujillanos.

Entretanto, muchas fueron las cualidades humanas y sacerdotales de Monseñor Cástor Oswaldo Azuaje, que adornaron su ministerio episcopal de las cuales da testimonio toda la feligresía.

Asimismo,  como iglesia que peregrinó en los esquemas del evangelio, miembros del Episcopado de Punto Fijo, agradecieron a Dios lo cual mediante su providencia e infinita misericordia dispuso que en su momento, Monseñor Cástor Oswaldo Azuaje fuera el padre y pastor de Trujillo durante estos últimos 8 años.

Es importante resaltar, que luego de su partida a la casa del Señor, han sido innumerables las muestras de afecto, pesar y solidaridad provenientes de sus hermanos obispos, diócesis del país, congregaciones, comunidades religiosas, organizaciones eclesiásticas, instituciones públicas y distintas personalidades. El presbiterio diocesano junto a los familiares del obispo y la Diócesis en general agradecieron la fraternal cercanía que tenían y preservaron para la autoridad religiosa del estado.

También, es de resaltar que durante los 8 años que se mantuvo al servicio de la iglesia y feligresía trujillana cumplió sus servicios como presidente de la Comisión Episcopal para la vida consagrada y miembro de algunas comisiones en el área religiosa.

Es de destacar que dicha ceremonia se llevó a cabo cumpliendo las medidas de bioseguridad para prevenir contagios ocasionados por el covid-19. Sus restos mortales descansan en la Catedral Nuestra Señora de la Paz del municipio capital.

Restaurada Iglesia Nuestra Señora del Rosario de Isnotú.

La iglesia Nuestra Señora del Rosario de Isnotú, ubicada en el municipio Betijoque del estado Trujillo muestra una nueva cara, gracias al esfuerzo y al trabajo conjunto entre devotos del doctor José Gregorio Hernández, feligreses de la localidad y la intervención de la Gran Misión Venezuela Bella; así lo dio a conocer el rector del Santuario Niño Jesús, José Magdaleno Álvarez.

“Este templo forma parte del conjunto religioso que ofrece Isnotú a parroquianos y peregrinos. Fue construido cerca de donde estaba la antigua iglesia que frecuentaba la familia Hernández Cisneros y donde el niño y después médico José Gregorio asistía a la oración y los sacramentos. En este espacio se guardan las imágenes de la Virgen del Rosario que veneraba el futuro beato”, afirmó.

El padre Álvarez añadió que la recuperación de este templo era una de las tareas más urgentes en cuanto a la adecuación de los espacios, con miras a los actos locales en el marco de la beatificación del “hijo ilustre de Isnotú”.

Recordó que la reparación de la iglesia comenzó hace seis meses y mencionó los trabajos que se ejecutaron como el suministro y sustitución de todo el cableado eléctrico así como la instalación de un moderno alumbrado con lámparas led, la sustitución de vidrios de las ventanas en la parte superior, reparaciones de las bancas del templo, poda de maleza en las áreas verdes, entre otras labores.

“En un segundo momento intervino la Gran Misión Venezuela Bella, la cual estuvo a cargo de los trabajos en el techo de la iglesia subsanando las diversas y antiguas filtraciones, trabajos de raspado y pintura de las paredes internas y externas, sustitución de los vidrios deteriorados o faltantes de los ventanales inferiores del templo, reparaciones en la escalera interna hacia el coro y de los apliques de yeso deteriorados; reparaciones menores en el campanario, cumbreras del templo y tapas de los  desagües, cristalizado y pulitura de los pisos”, apuntó.

La iglesia abre sus puertas a la feligresía

El padre Magdaleno Álvarez informó que este domingo 13 de diciembre se reinician las actividades religiosas en la iglesia con una misa solemne presidida por el obispo diocesano Monseñor Oswaldo Azuaje o su vicario general.

Finalmente, el Rector del Santuario de Isnotú agradeció a todos los devotos y organismos públicos y privados que trabajaron en la restauración de la iglesia Nuestra Señora del Rosario.

“Con las reparaciones descritas la Diócesis de Trujillo da un paso más en la preparación para los actos regionales, que en el pueblo natal del Venerable se harán con motivo de la beatificación. Quiera Dios que el doctor José Gregorio Hernández motive a muchas personas a seguir colaborando en las otras etapas de trabajos que faltan”, puntualizó.

Con buen ritmo marchan labores de construcción, mejoras y embellecimiento del Circuito Religioso del Dr. JGH.

Desde la comunidad de Isnotú, cuna del Médico de los Pobres, diversas autoridades del gobierno regional inspeccionaron los trabajos realizados gracias al aporte de la Gran Misión Venezuela Bella (Gmvb) para construir y embellecer el Circuito Religioso del Dr. José Gregorio Hernández, a propósito de su pronta beatificación.

El gobernador del estado Trujillo, G/J Henry Rangel Silva recordó aquella fecha del 26 de octubre del año 2013, cuando el Presidente de la República, Nicolás Maduro visitó el Santuario Niño Jesús y reafirmó su fe como hombre cristiano y devoto del Médico de los Pobres.

“En compañía del pueblo estamos en este espacio para visibilizar los trabajos que se han hecho en esta población de 5000 habitantes, recordamos cuando usted Presidente estuvo con este pueblo, haciendo la visita y dando la demostración de fe a nuestro José Gregorio Hernández, agradecemos su aporte para embellecer estos bonitos ambientes de la población de Isnotú”, dijo Rangel Silva.

De igual manera resaltó los trabajos de desmalezamiento de la carretera que va desde Valera a Betijoque, recuperación de la pintura interna y externa del Santuario Niño Jesús, rehabilitación de paredes, limpieza, ornato y paisajismo del Parador Turístico La Cruz de la Misión y murales, tras una inversión que supera los 8 mil millones de bolívares.

El mandatario regional explicó que todo ello es ejecutado con el objetivo de embellecer los espacios previos a la importante festividad de la beatificación del Santo de todos los trujillanos.

Rangel Silva afirmó que estas labores de mejoramiento en el Circuito Religioso son previas a la beatificación del Siervo de Dios, la cual está prevista para comienzos del año 2021.

Por tal motivo feligreses y pueblo organizado se preparan para el importante acontecimiento religioso que alberga todos los momentos de la vida del insigne trujillano y próximo beato, Dr. José Gregorio Hernández.

Gmbnbt continúa redoblando esfuerzos para embellecer Isnotú.

La Gran Misión Barrio Nuevo Barrio Tricolor (Gmbnbt) y el Gobierno Bolivariano de Trujillo avanzan en el  Plan de Embellecimiento Isnotú Tricolor 2020 en el marco del cumplimiento de los lineamientos del presidente Nicolás Maduro para exaltar el lugar donde nació el Dr. José Gregorio Hernández y ofrecerle al pueblo espacios públicos de calidad para festejar el júbilo de los venezolanos por la beatificación del Médico de los Pobres.

Recientemente, el comandante de la Zona Operativa de Defensa Integral Trujillo (Zodi) informó que continúan unificando esfuerzos con la Gmbnbt y autoridades del gobierno regional, realizando jornadas de limpieza, embellecimiento y desinfección en la población de Isnotú  del municipio Betijoque, para reforzar las medidas preventivas en la localidad. “Seguimos intensificando las estrategias para embellecer la localidad que vio nacer al Dr. José Gregorio Hernández”.

Desde el viernes 19 de junio, cuando se recibió la noticia de la aprobación por la beatificación del “Médico de los Pobres”, iniciaron los trabajos de remozamiento del Santuario Santo Niño Jesús de la parroquia José Gregorio Hernández, en el cual se llevó a cabo la sustitución de pintura en las paredes internas a propósito de conmemorarse este lunes  101 años de la partida física del beato José Gregorio Hernández.

Del mismo modo, la Gmbnbt señaló a través de sus redes sociales que gracias a un equipo multidisciplinario y un trabajo articulado entre la Misión Venezuela Bella, Guardia del Pueblo, Milicia Bolivariana,  Policía Estadal,  Alcaldía de Betijoque y el Poder Popular, se realizan labores de mantenimiento, limpieza y desmalezamiento en las plazas, carreteras y las vías aledañas al Santuario, así como jornadas de desinfección para minimizar los riesgos de contagio por la pandemia del covid-19.

Asimismo, representantes de la Gmbnbt informaron que los trabajos de infraestructura y rehabilitación de fachadas culminarán durante esta semana.

Mantendrán labores de embellecimiento en la cuna de JGH.

Tras conmemorarse 101 años del fallecimiento del Dr. José Gregorio Hernández, continúa el despliegue del  Gobierno Bolivariano, instruido por el presidente Nicolás Maduro,  y el gobernador del estado Trujillo, G/J Henry Rangel Silva, para remozar la fachada de la cuna del Venerable en Isnotú, municipio Betijoque.

El alcalde de la jurisdicción, José Leonardo Chirinos, señaló que en honor al anuncio de la beatificación del Siervo de Dios el presidente Maduro ha aprobado una serie de proyectos que comprenden tanto el embellecimiento del Santuario Niño Jesús como en el resto del terruño de JGH, “dentro de los planes se contempla la construcción de la Plaza Mayor de Isnotú, que es la unificación de la plaza central (Plaza Bolívar) con la plaza de la iglesia parroquial para darle un espacio digno a los que nos visitan, el cual podría albergar hasta tres mil personas”.

Añadió que se realizará la construcción del acueducto Betijoque-Isnotú para beneficiar directamente a propios y visitantes con el mejoramiento del servicio hídrico en la localidad.

Asimismo, el alcalde precisó que dentro de los proyectos se estima efectuar la  adecuación del sistema eléctrico a través de la instalación  de transformadores de 15 MVA que fortalecerán el servicio público. Además, se ejecutará un proyecto de asfaltado en toda la vialidad de Betijoque hasta Valera.

“La Gran Misión Venezuela Bella (GMVB) está atendiendo la fachada de Isnotú, también se llevarán a cabo trabajos en el parque espiritual Dr. José Gregorio Hernández ubicado en la entrada sur del pueblo”, señaló.

Cabe mencionar que las labores de embellecimiento se realizan manteniendo las medidas de prevención del covid-19 mediante jornadas de desinfección, con el apoyo de Protección Civil y demás organismos de prevención de la entidad, “gracias a un trabajo articulado hacemos un abordaje integral en toda la infraestructura del pueblo en cuanto a vialidad, servicios públicos, remodelación de fachadas, aseo y ornato”, afirmó Chirinos.

Destacó que durante muchos años Isnotú ha recibido a las personas que han mantenido la fe y la devoción por el Médico de los Pobres, “este pueblo ha sido el centro de la peregrinación de los devotos del doctor, quien se ha elevado a los altares a través del fervor de sus fieles”, concluyó el burgomaestre. 

Trabajos previos

Previo a las actividades conmemorativas por los 101 años del fallecimiento del Dr. José Gregorio Hernández se realizaron trabajos de embellecimiento en las fachadas del pueblo y la adecuación de las paredes internas y externas del templo en el marco del Plan Especial de Limpieza y Embellecimiento Isnotú Tricolor 2020 manteniendo las medidas de prevención contra la covid-19.

Legado del Dr. José Gregorio Hernández a 101 años de su muerte.

Este 29 de junio Venezuela conmemoran los 101 años de la partida física del doctor José Gregorio Hernández en la ciudad de Caracas en el año 1919.

El hoy beato, falleció a la edad de 54 años arrollado en la esquina de Amadores, en la parroquia La Pastora, cuando cruzaba la calle, luego de comprar medicinas para una persona enferma. Sus restos descansan en la Iglesia La Candelaria, en la capital venezolana. 

Legado científico del Dr. José Gregorio Hernández

Con el título de beato, el doctor José Gregorio Hernández fue un destacado médico y científico originario del estado Trujillo, oeste de Venezuela, responsable de la introducción y enseñanza del uso y manejo del microscopio en el país, así como de otros instrumentos médicos.

Hernández también colaboró para las primeras lecciones de bacteriología, estudios de filosofía y experto en interpretar exámenes de laboratorio.

Además, contribuyó para la consolidación del primer laboratorio de Fisiología Experimental, en la que fundó las cátedras Histología Normal, Patología y la de Bacteriología, la cual fue la primera fundada en América Latina.

El doctor fue el primer venezolano en publicar un trabajo de investigación sobre Anatomía Patológica Práctica y uno de los 35 fundadores de la Academia Nacional de Medicina en la nación suramericana.El título de Venerable fue asignado por el Papa Juan Pablo II el 16 de enero de 1986. Su proceso de beatificación ha logrado grandes avances,  ya que en enero de este 2019 le fue entregado al Vaticano información sobre el milagro que se requiere para convertir a Hernández en beato de la Iglesia Católica.

El pasado 18 de junio, el doctor José Gregorio Hernández fue declarado beato por el Papa Francisco.Tras el anunció del jerarca de la Iglesia Católica se requerirá la exhumación de sus restos. Según los obispos venezolanos, la beatificación debería culminar en el primer trimestre de 2021.

Avanzan labores de remozamiento del Santuario de Isnotú.

La Gran Misión Barrio Nuevo Barrio Tricolor (Gmbnbt) y el Gobierno Bolivariano de Trujillo avanzan en el  Plan de Embellecimiento Isnotú Tricolor 2020 en aras de cumplir con los lineamientos del presidente Nicolás Maduro para exaltar el lugar donde nació el Dr. José Gregorio Hernández y ofrecerle al pueblo espacios públicos de calidad para el festejar el júbilo que estremece a los venezolanos por la beatificación del Venerable.

El pasado miércoles, el gobernador Henry Rangel Silva a través de sus redes sociales informó que se realizó una jornada de limpieza, embellecimiento y desinfección en la población de Isnotú  del municipio Betijoque, para reforzar las medidas preventivas en la localidad. “Seguimos consolidando las acciones para evitar la propagación del covid-19”.

Desde el viernes 19 de junio, cuando se recibió la noticia de la aprobación por la beatificación del “Médico de los Pobres”, iniciaron los trabajos de remozamiento del Santuario Santo Niño Jesús de la parroquia José Gregorio Hernández, en el cual se llevó a cabo la sustitución de pintura en las paredes internas y externas en vísperas de conmemorar los 101 de la muerte del beato José Gregorio Hernández.

La Gmbnbt señaló que gracias a un equipo multidisciplinario y un trabajo articulado entre la Misión Venezuela Bella, Guardia del Pueblo, Milicia Bolivariana,  Policía Estadal,  Alcaldía de Betijoque y el Poder Popular, se realizan labores de mantenimiento, limpieza y desmalezamiento en las plazas, carreteras y las vías aledañas al Santuario, así como jornadas de desinfección para minimizar los riesgos de contagio por la pandemia del covid-19.

Asimismo, representantes de la Gmbnbt informaron que los trabajos de infraestructura y rehabilitación de fachadas culminarán durante esta semana.

Programación

Los actos para conmemorar los 101 años del fallecimiento del Venerable comienzan, de manera digital, el viernes 26 de junio con el primer día de triduo de oración, la visita virtual al Santuario y al museo de Isnotú.

Durante los siguientes días se difundirán oraciones haciendo referencia a la vida y obra “Médico de los Pobres”. De igual modo habrá actividades, mediante los medios de comunicación, como eucaristías, musicales y difusión diaria de material digital.

Finalmente, el lunes 29 de junio (fecha central) habrá una misa especial con la presencia del Obispo Diocesano, Oswaldo Azuaje, en Isnotú, para realizar, en horas del mediodía, la eucaristía concelebrada en el templo local.                                                                      

Rangel Silva: La Iglesia Católica tiene en JGH un extraordinario patrimonio.

Este miércoles, durante el programa radial y televisivo “Al Día con Rangel Silva” edición 224, el gobernador de Trujillo resaltó  la vida y obra del Dr. José Gregorio Hernández, desde la cristiandad para compartir junto al pueblo el júbilo que embarga a los venezolanos por la aprobación de la beatificación del Venerable.

En este sentido, Rangel Silva expresó que son muchas las enseñanzas que se pueden extraer del ejemplo de un hombre íntegro y profesional, “la Iglesia Católica tiene en José Gregorio Hernández un extraordinario patrimonio”.

Asimismo, el mandatario regional destacó la devoción que tienen los católicos y que se ve reflejada en el Santuario Niño Jesús ubicado en Isnotú, “hay miles y miles de placas, y todavía hay muchas guardadas que representan testimonios de fe”.

Añadió que la cuna del Venerable no es el único lugar donde las personas han dejado sus recuerdos o pagado promesas por un favor concedido, “el Doctor es muy apreciado por gente fuera de Venezuela”

Al respecto, el obispo diocesano de Trujillo, Cástor Oswaldo Azuaje, informó: “hace poco recibí la noticia de una capilla inaugurada en Guayaquil, Ecuador, para los devotos del Siervo de Dios”. Además, precisó que son frecuentes las invitaciones para que los sacerdotes de Isnotú vayan a evangelizar en las Islas del Caribe, Aruba y Curazao teniendo por delante la figura de José Gregorio Hernández.

De igual modo, manifestó que el anunció de la beatificación del Doctor llenó de alegría a toda Venezuela, en particular a los trujillanos, “él nació en el corazón del estado, por eso, en un futuro cercano, nos engalanaremos de una gran fiesta para celebrar la noticia”, dijo Oswaldo Azuaje.

En cuanto a la demora de su proceso de beatificación, el obispo diocesano afirmó que dicha tardanza ha hecho que haya una gran documentación en los archivos de la Arquidiócesis de Caracas, “desde que se inició este proceso en 1949 a través de la búsqueda del milagro, hemos aprendido mucho sobre su vida, pero siempre faltaba algún detalle para la comprobación de  sus intercepciones”.

Recalcó que no es el criterio de las personas lo que determina la beatificación sino el hecho, “fue necesaria una invocación para la intercepción del Doctor ante Dios y luego ocurre la sanación”.

Trujillano con múltiples facetas

Por su lado, el profesor Eduardo Zuleta, quien ha ahondado sobre la vida del trujillano universal, sostuvo que fue un ser humano “con múltiples facetas, en todas ellas demostró una alta virtuosidad”. Agregó que desde sus primeros años José Gregorio demostró signos de ser alguien que venía dotado de cualidades físicas e intelectuales, propicias para construir un ser humano digno de exaltar.

Zuleta explicó que el Doctor recibió una educación familiar que le sirvió como referente para su formación en la vida personal, “de su madre, Josefa Antonia Cisneros, recibió una formación básica religiosa y espiritual”.

En el libro José Gregorio Hernández el Médico que Cura desde el Cielo, su autor Orlando Valdema Pérez, citó una frase relevante del Doctor hacia su progenitora: “Mi madre que me amaba, desde la cuna me enseñó la virtud, me crió en la ciencia de Dios y me puso por guía la santa caridad”.

Al respecto, el gobernador exaltó la figura materna para enseñar a amar al prójimo, “eso completó y le dio fuerza para su formación académica”.  

Igualmente, el profesor Zuleta destacó que el padre de José Gregorio, además de ser una persona ligada a la disciplina farmacéutica, le inculcó al Doctor un carácter social y académico básico para desempeñarse en una época compleja desde el punto de vista político.

Aseguró que su padre, Benigno María Hernández, fue la principal motivación para que El Venerable estudiara medicina, ya que “él quería desempeñarse como abogado, para defender a los más desamparados y lograr la igualdad social, con ello demostró que su amor al prójimo lo quiso demostrar desde cualquier ámbito”. Sin embargo, gracias a su figura paterna se inclinó a ser el médico de los más necesitados, de ahí su designación como “Médico de los Pobres”.

Un hombre ejemplar

En este mismo orden de ideas, Rangel Silva aseveró que la formación cristiana del Doctor es un ejemplo a seguir en la actualidad para que en las familias surja la educación católica, “siempre mostró una brillante inteligencia, un alto rendimiento, una gran disciplina, y un desbordado entendimiento por aprender, estudiar y ser cada vez mejor”.

Ante esto, Zuleta acotó que el trujillano obtuvo por sus propios méritos la oportunidad para lograr una amplia trayectoria académica. “Fue uno de los más grandes intelectuales venezolanos del siglo XX. Gracias a su prestigio fue al primer congreso internacional de medicina en Estados Unidos representando a Venezuela”.  

Programación pautada

Finalmente, el obispo diocesano aseguró que habrán actividades del tipo cultural, académico y religioso para conmemorar los 101 años del fallecimiento del Médico de los Pobres, las cuales se realizarán dentro de las medidas de prevención ante la pandemia del covid-19, “el próximo lunes 29 de junio tendremos una misa en acción de gracias, con un número reducido de feligreses”.